Reseña crítica a propósito de

Función para dos personajes



01.01.1996 | Vicente Talens-(Qué y Donde)

Peligrosos y pirandelianos juegos.


Peligrosos y pirandellianos juegos 

Estrenada la pasada temporada en Alicante, se presenta en nuestra ciudad con carácter de estreno. No siendo una obra con las pretensiones de otras del propio autor condensa el complejo mundo dramatúrgico de T. Williams a medio camino entre un Freud bien desarrollado y un Sartre incipiente.

Con ser una obra menor su autor gustaba de considerarla muy cercana a sí mismo puesto que disecciona en vivo su propio teatro exponiendo los fantasmas del resto de su producción. La obra cuenta la historia de una pareja de hermanos, atrapados en un supuesto teatro que resulta ser la escenificación de su propio aislamiento e ineptitud para enfrentarse al mundo: el drama surge de la tortura sin fin a la que se ven abocadas dos vidas incapaces de adaptarse al medio social. Contada en forma de una doble pirueta pirandelliana donde alterna la ficción de una supuesta representación por parte de dos actores, y la vida privada de esos dos personajes hasta puntos de confusión tal que se ven imposibilitados los márgenes de la realidad y la ilusión, todo ello no deja de ser mera proyección del trauma psíquico que sufren los propios protagonistas, no superados los traumas, continúan al final sobreviviendo en ellos.

Las obras de Williams no poseen un desarrollo accional al uso, sino que éste se registra por la evolución psicológi-ca de los personajes, es decir, la tragedia del vacío existéncial en los dos personajes es la que hace desarrollar y desembocar la trama en una visión de la vida desde el lado ,de la locura frente al sinsentido de la anodina existencia cotidiana.

Tan peligrosa resulta la compleja escenografía, donde ubica a unos personajes sumidos en su mismo caos, en lo que pretende escenificar como en sus resultados: hay mucha voluntad de despilfarro en ello. La iluminación crea un clima demasiado tenue como para seguir la progresión dramática. El propio estancamiento textual podría haber sido resuelto con una iluminación más dinámica. Existen problemas de locución en parlamentos apagados que no llegan al patio de butacas con la intensidad suficiente.

Destacable resulta la interpretación de Toni Misó y desigual el trabajo de Amparo Ferrer en sus variadas réplicas de diferentes tonos. Con resultar discreta la propuesta de Rafael Calatayud, podría haber resuelto dificultades inherentes a un texto excesivamente limitado con ciertas concesiones al público (por ejemplo activando la risa) para que no se pierda por su lado oscuro y anodino. 

 



Más información en www.lapavana.com