Reseña crítica a propósito de

1 hora y 1/2 de retraso



17.05.2014 | Enrique Herreras-(Levante)

...personajes, perfectamente dibujados desde el primer segundo. Y siguiendo esta línea, también estan afínadamente matizados por la interpretación de Rafael Calatayud (quien está encontrando un magnífico timbre escénico) y la de una sobresaliente Victoria Salvador. 


PÁNICO CONTENIDO 

 

Enrique Herreras 

 

Recojo este título por dos motivos. El primero, porque es significativo en la trayectoria de La Pavana,  que celebra estos días los 30 años. Pero, sobre todo, porque me permite explicar el sentido profundo de esta comedia de GeraldSibIeyras (Premio Moliere) y Jean DelI. Al fín y al cabo el eje de la misma es una especie de suspense que se produce en un trozo de vida de una pareja acomodada. Cinco minutos de franca conversación, justo cuando están a punto de salir a una importante cena, bastan para desatar una espontánea reflexión sobre sus tres décadas de vida en común. En todo momento se ronda ese pánico, ya que la cosa puede arribar a una anarquía que rompa con mucha cotidianldad asumida. Por un momentó se consigue, ya que cada uno comienza a liberar sus fantasmas y a amplifícar sus deseos no cumplidos. Pero el suspense no queda ahí, porque la historia también podría acabar en un guión al estilo Bergman; ya me entienden. Finalmente, dicho pánico se contiene... 

 

Aunque más allá de estos aspectos, la comedia está escrita con oficio, con unos diálogos bien dosificados, y con unas situaciones en las que va apareriendo un humor que nunca disipa el posible drama; Incluso, a veces, lo agudiza, o eso parece, en especial por el modo en cómo están tratados los personajes, perfectamente dibujados desde el primer segundo. Y siguiendo esta línea, también estan afínadamente matizados por la interpretación de Rafael Calatayud (quien está encontrando un magnífico timbre escénico) y la de una sobresaliente Victoria Salvador. 

 

 

 

Una pareja bien avenida, como ya demostraron en la anterior Una jornada particiilar, aunque ahora es una noche particular la que viven en este divertido y complejo juego de réplicas y contrarréplicas. Y lo viven desde la dirección del propio Calatayud, quien vuelve a mostrarse muy ducho en la partitura actoral, y, a la vez, logra que nunca se pierda ritmo en esta real hora y media de entrañable comedia y de personajes cercanos.



Más información en www.lapavana.com