Reseña crítica a propósito de

Terapias



14.06.2006 | Sofía Basalo-(culturalianet.com)

Todos los intérpretes desempeñan su labor de un modo notable, pero, a decir verdad, Mamen García, hace de su “teatral” desequilibrio algo memorable. Son suyos, enteramente suyos, los puntos álgidos de una estupenda comedia.


El amor puede encontrarnos en cualquier situación, detrás de cualquier "nick” y tras un perfil más o menos falseado.
El amor puede esperarnos en un restaurante atendido por un enigmático camarero y, ¿por qué no? Saludarnos tras los ojos de un caballero que no es tan alto, tan rubio ni tan perfecto como se describió en un determinado e-mail. Tras la emotiva sonrisa de un caballero que, en diez minutos, nos pide en matrimonio... perdón, le pide en matrimonio a Pruden (Marta Belenguer), y le propone vivir en un bonito apartamento, en cuyo garaje vivirá también Teo (Juli Disla)... su novio... ¿El novio de quién?, se preguntarán... el novio de Òscar (Sergio Caballero)...
Óscar y Pruden se conocen virtualmente en un chat... al que sólo han entrado una vez (eso dicen). Se atraen, se gustan... salen... y no son felices, ni comen perdices... porque la bisexualidad de Óscar confunde a Pruden... aunque ésta llega al lugar de la cita previamente confundida.
Pruden es una treintañera inestable. Busca a un hombre maravilloso, sabe que no existe, pero lo busca, aunque tiene miedo de encontrarlo.
Óscar, tiene pareja estable. Su pareja es Teo, aún así, quiere casarse, tener hijos con una mujer... y no abandonar a Teo, claro... ¿Por qué no va a ser posible?...
Los dos protagonistas, un tanto desequilibrados, (de tontos y locos, todos tenemos un poco), acuden, periódicamente a la consulta de sus respectivos psicoanalistas... más desequilibrados todavía.
El Dr. Martone (Rafael Calatayud) “escucha” los miedos de Pruden.
La Dra Bornikoff (Mamen García) intenta buscar la palabra exacta de las dolencias de su “propósito” llamado Óscar.
“Terapias” es, en fin, un juego teatral de ritmo trepidante, divertido; tratado con inteligencia, profesionalidad y buen gusto.
Los tres espacios escénicos en los que la acción se desarrolla, los encontramos en un único triángulo que a un tiempo hace las funciones de restaurante, apartamento de Óscar y las respectivas consultas médicas.
El enredo, la rapidez, el humor va creciendo a medida que este vodevil sin puertas, que nos recuerda sorprendentemente a las propuestas cinematográficas de Woody Allen, va mostrando el surrealista nudo, de un planteamiento sencillo y de un desenlace sumamente original.
Los seis intérpretes se desenvuelven con desenfado y agilidad en esta comedia, en la que hasta los excesos son bienvenidos en un trabajo hecho con gusto y ganas.
“Terapias” llega a Madrid habiendo sido galardonada como mejor espectáculo de las artes escénicas de la Generalitat Valenciana y su actriz, Mamen García, premiada como mejor actriz en papel de reparto.
Todos los intérpretes desempeñan su labor de un modo notable, pero, a decir verdad, mamen García, hace de su “teatral” desequilibrio algo memorable. Son suyos, enteramente suyos, los puntos álgidos de una estupenda comedia.



Más información en www.lapavana.com