Reseña crítica a propósito de

Crisis de identidad



23.03.2009 | Agnese Sampietro-(Valencia City)

El nuevo montaje de La Pavana arranca grandes carcajadas al público, pero deja al mismo tiempo espacio para la reflexión sobre el secreto desajuste entre lo que somos y la imagen de nosotros que mostramos.


Tras el éxito de Terapias y Bebé, Rafa Calatayud, director de la compañía , vuelve a apostar por textos del autor norteamericano, eligiendo para este nuevo espectáculo un monólogo y dos piezas cortas, que dan vida a una comedia sobre los conflictos y las relaciones entre los seres humanos en la sociedad moderna. El núcleo central del espectáculo es la familia, en cuyo seno se construye y destruye la identidad del individuo. Un monólogo sobre el teatro da pié a la función, cuya primera hostoria presenta las vicisitudes de una madre, interpretada por una sobresaliente Mamen García, que intenta que su hijo se vaya de casa para poder hacer su vida. En el segundo episodio, algo más surrealista, una hija inadaptada no es capaz de distinguir entre realidad y ficción, a partir de si es cierto o no que su madre, como dice, haya inventado el queso gruyère. Pese al tono burlesco cercano al cabaret, acentuado por la música en directo y a la fuerte carga de humor, detrás de los personajes se esconde el drama de la búsqueda de la identidad personal. El nuevo montaje de La Pavana arranca grandes carcajadas al público, pero deja al mismo tiempo espacio para la reflexión sobre el secreto desajuste entre lo que somos y la imagen de nosotros que mostramos.



Más información en www.lapavana.com