Reseña crítica a propósito de

Una jornada particular



04.02.2011 | Nel Diago-(Cartelera Turia)

COMEDÍA EMOTÍVA. Por supuesto, el gran desafío de esta propuesta no es otro que el actoral. Sin embargo. éste es justamente uno de los mayores atractivos del montaje, porque Rafael Calatayud, es un actor excelente y ella, Victoria Salvador, es, sin duda, una de las mejores actrices valencianas de las últimas décadas. Verlos actuar juntos es un placer añadido. Magnífico..


A partir del guión de la famosa película de Ettore Scola, que en su dia protagonizaron Sophia Loren y Marcello Mastroianni, Rodolf Sirera ha practicado una estupenda adaptación para el teatro, situando la acción de la obra en el Madrid de nuestra inmediata posguerra, durante la visita de Himmler, uno de los jerarcas del Tercer Reich (la Obra original Se sitúa en la

Roma de Mussolini. y el que realiza la visita es el mismísimo Hitler). En este sentido el cambio geográfico era relativamente fácil, ya que, como dice la canción,"todos los tiranos Se abrazan como hermanos"; si bien, aunque todos los fascismos Son similares, el de la España de Franco, el nacionalcatolicismo, tuvo un componente especifico, el religioso (en Italia también, pero no tanto, pese a residir allí el Sumo Pontífice), que Sirera ha procurado remarcar con algunos detalles.

Tampoco parecía muy complicada la traslación de un lenguaje, el cinematográfico a otro, el escénico. Ya en su momento Ia critica Señaló que el film de Scola era muy teatral. Y de hecho, desde su estreno (1977) se han llevado a cabo más de una docena de versiones escénicas en diversos lugares de Europa, una circunstancia que el montaje de La Pavana no ha querido Olvidar, proyectando en varios momentos imágenes fílmicas documentales que nos situaban en el contexto histórico; además, el recurso cinematográfico en este caso tuvo también una utilidad práctica, la de mostrarnos el ámbito familiar de la mujer, Antonieta -el marido (brillante, como siempre, Juli Canto) y loss eis hijos-, sin necesidad de que los Intérpretes del clan estuvieran físicamente presentes sobre el escenario (la noche del estreno lo estuvieron de algún modo y hasta salieron a saludar), permitiendo que la acción se centre en lo realmente importante, la relación entre la sufrida ama de casa y el periodista homosexual (este detalle, fundamental, es lo que diferencia esta obra de otras de argumento semejante, como Los puentes de Madison).

Es precisamente ese juego sutil entre ellos, Antonieta y Gabriel, juego de miradas, de palabras y silencios, de gestos equívocos mal interpretados, de emociones contenidas, .. lo que conviene esta obra en una exquisitez teatral (sobra la portera, pero ni Sírera ni Calatayud han encontrado ta fórmula para que no sea imprescindible su presencia). Por supuesto, el gran desafío de esta propuesta no es otro que el actoral. Competir con monstruos de la pantalla como Sophia Loren y Mastroianni no es moco de pavo. Sin embargo. éste es justamente uno de los mayores atractivos del montaje, porque Rafael Calatayud, que no Se prodiga mucho en esta faceta (la dirección le absorbe demasiado) es un actor excelente y ella, Victoria Salvador, es, sin duda, una de las mejores actrices valencianas de las últimas décadas (y mira que las hay, como ella, desaprovechadas). Verlos actuar juntos es un placer añadido. Magnífico.



Más información en www.lapavana.com