Reseña crítica a propósito de

Pánico contenido



26.09.1995 | Enrique Centeno-(Diario16)

El trabajo de conjunto es excelente, como lo es la ágil dirección, que exprime las posibilidades del texto. Un espectáculo, en zuma, entre el humor y la ternura, un feliz título para comenzar la temporada en nuestro teatro Alfil.


DIARIO 16 26/9/95

 

Tiernas y divertidas

 

El paisaje de un cuarto de baño no es decorado habitual en los escenarios. En este modesto alicatado, como en tantos otros, pasan la mayor parte de sus horas las tres protagonistas de esta historia, que comparten el piso, hablan, se cuentan y confiesan sus cosas de cada día y lo riegan todo con un humor fruto del optimismo que no llega a perderse ni en los momentos de tristeza, que los hay.

En esa habilidad de convertir cualquier hecho en material de humor reside la poética enternecedora de estas mujeres, que hablan en una versión castellana excelente, conservando ocurrencias,adaptando otras y consiguiendo un coloquialismo sin innecesarios subrayados. Son a veces procaces, desdichadas otras, sentimentales y divertidas siempre. Y se ve todo como un fiel retrato que produce ternura, risa, solidaridad. El espectador tiene la impresión de que las conoce: es como una confesión ya conocida pero aquí declarada con buenos recursos.

Hacen una estupenda interpretación todas ellas, aunque el peso descansa en la histriónica Cristina Fenollar, con un permanente guiño desde su inacabable talento cómico. Con ella, construyen bien sus personajes, más lineales, Cesca Salazar y Laura Useleti. El trabajo de conjunto es excelente, como lo es la ágil dirección, que exprime las posibilidades del texto. Un espectáculo, en zuma, entre el humor y la ternura, un feliz título para comenzar la temporada en nuestro teatro Alfil.



Más información en www.lapavana.com